domingo, 28 de noviembre de 2010

COMENTARIO CRÍTICO "Caminos"


COMENTARIO CRÍTICO:

Nos encontramos ante un texto literario de género lírico: se trata del poema Caminos de Antonio Machado, incluido en el libro Campos de Castilla, que fue publicado en 1912. Antonio Machado es uno de los poetas más destacados de la literatura española. Perteneciente a la G eneración del 98, suele relacionarse con la corriente del Modernismo, aunque no toda su obra se inscribe en este movimiento. Murió exiliado en Francia en 1939.

El tema principal del poema es la soledad del yo poético, que ha sido abandonado por su amada muerta (“¡Ay, ya no puedo caminar con ella!”, verso 30), tema que podríamos interpretar como una referencia a la vida del poeta, algo frecuente en su poesía: Leonor, su esposa, murió con solo 18 años.

Sin embargo, esta idea no aparece hasta el último verso: el cuerpo del poema lo constituye una descripción del paisaje de Baeza. De nuevo podemos observar referencias a la vida de Machado, quien se trasladó a esta ciudad después de morir su esposa. Aparecen numerosos elementos del paisaje que son descritos en un tono sombrío y gris: “la tarde silenciosa”, “sombrías huertas”, “grises olivares”, “tarde piadosa, cárdena y violeta”, etc. Hay que destacar la presencia de símbolos, pertenecientes a un código propio del autor, y que representan algunos de los temas más importantes de la poesía machadiana. Así, la tarde, que describe el momento del día que está viviendo el poeta (“Yo contemplo la tarde silenciosa”) es una metáfora de la muerte. En oposición a esta, el camino es la vida. Los versos 25-30 (“los caminitos blancos / se cruzan y se alejan…”) hacen referencia, pues, al resto del mundo, que sigue con su vida mientras el yo poético se ha quedado solo. Otros símbolos destacables son el olivo (v. 7), identificado con el pueblo; y el olmo, que en los versos 18-19 es sacudido por el viento como símbolo de un amor que ha sido arrebatado. Por último, la luna, “amoratada, jadeante y llena”, hace referencia de nuevo a la muerte. En suma, se produce una proyección del estado de ánimo, triste y abatido, en la descripción del paisaje y sus elementos.

El poema forma parte, como ya se indicó, de Campos de Castilla, un libro en el que Machado trata ampliamente la descripción del paisaje, al que da forma según sus sentimientos. Dentro de este, se inscribe en una serie de poemas inspirados en la enfermedad y muerte de Leonor.

Laura Cabeza Vega. 2º Bachillerato A (Curso 2010/11)